“A pájaros” / Impronta

Algunas de las mejores páginas de la historia de la literatura española se leyeron primero en las páginas de los periódicos. Desde los orígenes mismos del periodismo, entre la variada gama de plumillas que elevan o envilecen ese noble oficio, entre el río revuelto y turbio de la actualidad, hubo y hay grandes escritores, capaces de defender desde los diarios un remanso para la literatura. Algunos son maestros en el arte del columnismo, del retrato, de la entrevista, de la crónica, del reportaje… Solo unos pocos pueden manejar con destreza todos los registros. Pablo Antón Marín Estrada es uno de ellos, como tendrán grata ocasión de comprobar al leer este libro.

A pájaros pone ante nuestros ojos un caleidoscopio de gentes y lugares, de sus trabajos y sus días, del mar, del campo y la montaña, marineros y campesinos, artesanos y artistas, músicos y escritores… que nos mueven a contemplar el paisaje, que nos conmueven al escuchar las voces de la memoria, viva o sepultada, que nos enseñan a mirar y a admirar.

Pablo Antón Marín Estrada (Sama, Llangréu, 1966) es un escritor total: poeta, narrador, diarista, traductor, periodista, letrista musical… Autor de una extensa y diversa obra en lengua asturiana, domina todos los géneros gracias a un estilo que huye de la impostación y fluye siempre con naturalidad y transparencia. Las mismas virtudes que, unidas a una proverbial disposición a la empatía, emanan los artículos, crónicas, relatos y entrevistas que regularmente publica en el diario gijonés El Comercio. Solo una mínima parte de su obra había sido editada hasta ahora en castellano: Los caminos sin fin (2000), El amor de La Habana (2003) y La tierra y el cielo (2017).